1 sept. 2012

Los afectados por preferentes sin ayuda

El inversor que contrató participaciones preferentes con la información necesaria y la formación mínima para entender esta información (dos condiciones, repito), ha asumido un riesgo a cambio de una rentabilidad esperada y en el caso de las entidades financieras intervenidas, ha perdido.

Sin embargo hay una legión de ahorradores particulares que o bien se les informó de forma insuficiente (incluso se les engañó) o no eran capaces de entender el riesgo que asumían. A esta gente la Administración debería ayudarles poniendo los medios jurídicos y técnicos necesarios para dirimir responsabilidades y castigar a bancos, banqueros y bancarios en su caso.

La CNMV y el Banco de España deberían ofrecer esta ayuda y ejercer su función de inspección, caso por caso. Si se acabase demostrando la venta inadecuada, el cliente no paga nada y se le devuelve su dinero. En caso contrario, el ahorrador pagaría parte o el total del servicio jurídico proporcionado.


Y los responsables del engaño o mala praxis, cuando la haya, serían debidamente castigados.

Pero vivimos en España y los bancos mandan más sobre los políticos que los ciudadanos. Al menos hasta que despertemos.

La última reforma financiera deja en la estacada a los actuales tenedores de preferentes, y sólo intenta evitar que se vuelva a producir en el futuro. Impensable en un país moderno esta dejación de funciones del Gobierno, en mi opinión.

En la web oficial de Futur Finances hemos explicado con detalle lo que ocurre con las participaciones preferentes tras la reforma, por si es de vuestro interés profundizar sobre el tema.

8 comentarios:

Anxo dijo...

¿Y como ve usted el tema de la deuda subordinada? Yo tengo una pequeña cantidad en ese tipo de deuda, afortunadamente es un porcentaje pequeño de mis ahorros familiares, y, la verdad es que nadie me engañó ni me siento como tal, incluso sabiendo que esta deuda era a 10 años y que su venta en mercados secundarios podía ser incierta o con perdida, invertí "a sabiendas" para que otros co-titulares de mi familia mantuviesen ese dinero ahorrado y que no lo tuviesen demasiado fácil a la hora de caer en tentaciones de gasto consumista o superfluo, lo que no me imaginé en ningún caso es que, aunque yo aceptase no disponer del principal hasta el vencimiento, fuese a tener una quita, en ese sentido puedo decir que yo conocía las características de una deuda subordinada y sus prelaciones y las acepté de buen grado pero lo que no oensaba en absoluto es que, años después de haber firmado el contrato, fuese a salir una ley que cambiase las condiciones de lo contratado de forma unilateral.

Pau A. Monserrat dijo...

En tu caso, el problema es haber invertido en un producto de riesgo. Si era de un banco que ha tenido problemas, el tema no es que hayan cambiado la Ley (que lo han hecho), sino que si no lo nacionalizan hubiera quebrado, siendo los acreedores por subordinadas uno de los últimos en cobrar (con lo que la pérdida a asumir podría haber sido total).
En todo caso, lamento tu situación.

Anxo dijo...

Estoy de acuerdo con tu comentario y no me opongo a asumir unas perdidas que, aunque duelen, afortunadamente son moderadas y absorvibles con algo de trabajo adicional por mi parte pero, como tu bien dices en el post, igualmente me gustaría que los que hicieron llegar a la situación actual a mi banco intervenido por su mala administración, control o gestión tuviesen un castigo no ya sólo por mi, sino por las cuantiosas perdidas causadas a ahorradores y contribuyentes mucho más afectados que yo mismo en su patrimonio. Por ejemplo, yo tomé la decisión de comprar las mencionadas subordinadas basandome en unas cuentas supuestamente auditadas y controladas por expertos cualificados e independientes las cuales indicaban que la salud del banco era excelente cuando, en realidad, lo que estaba es quebrado como algunos de los propios inspectores reconocían con la boca pequeña y en petit comité cuando se reunían con la cupula directiva lo cual, insisto, no quiere decir que pretenda que se me devuelva la totalidad de lo invertido, hice una inversión desafortunada y estoy dispuesto a asumir las consecuencias por ello sin pretender que otros paguen por mis malas decisiones.

Saludos

Pau A. Monserrat dijo...

Suscribo cada una de tus palabras. Sin duda quedan muchos culpables o errores que subsanar y castigar.

Anxo dijo...

Perdón por ser tan pesado y con esto ya acabo, además de los gravisimos errores pasados que han llevado a las entidades intervenidas a su situación actual, y aunque de cara al exterior se quiera dar en estos bancos una imagen acutal de austeridad y moderación con medidas como la reducción de personal y oficinas(toda mi apoyo los trabajadores que estén pasando momentos difíciles), lo cierto es que me consta que en alguna de estas entidades se sigue incurriendo en gastos innecesarios y absurdos como la oferta de determinados productos de disponibilidad inmediata y altísima remuneración sólo para clientes de fuera del territorio habitual de implantación arropados por caras campañas publicitarias con el argumento de captar clientes y pasivo nuevos, así como costosisimas campañas de imagen que no son reflejadas como publicidad directa ya que no se concretan en anuncios comerciales explicitos sino en un trato favorable por parte de los medios hacia estas entidades, todo esto cuesta mucho dinero y se realiza a diario en entidades intervenidas por el FROB que van a prácticar quitas entre sus clientes de toda la vida.

Saludos y gracias por tu amabilidad

Pau A. Monserrat dijo...

Anxo,

Pesado en absoluto, eres muy bienvenido a este blog siempre que lo desees. Efectivamente, me da a mi también la impresión que las entidades financieras no han aprendido nada de la crisis y pretenden seguir igual. Pero el consumidor financiero a cambiado, y quieran o no acabará imponiéndose a las prácticas vetustas.

javieron1 dijo...

Va a dar igual, salvo unos cuantos casos que resolverán los juzgados en favor del ahorrador, el resto de los que cogimos preferentes nos tendremos que aguantar y comernoslas con patatas. En su caso, se me ocurre (es una ironia) que como parece que lo único que vale es que seamos todos analfabetos para que nos devuelvan el dinero, tendrémos que transformarnos en analfabetos o parecerlo para cobrar y a ver si así engañamos al juez. Otra cosa que siempre pasa desapercibida y que me gusta recalcar y es que sin Basilea 3 (gracias gracias Basilea 3)algunos tendríamos más preferentes de las que tenemos.

Un saludo

Anxo dijo...

Hombre, en mi caso particular, que no deseo extrapolar a nadie más que a mi mismo, como decía en los comentarios de más arriba me confundió más el hecho de que hubiese unas cuentas auditadas e inspeccionadas con excelentes ratios de solvencia que el no saber que eran unas subordinadas que si que lo sabía.

De todos modos, mis primeras señales de alarma para no comprar más subordinadas y preferentes, pese a que me las ofrecieron reiteradamente, no vinieron desgraciadamente a través de las autoridades competentes sino observado como en una sucursal los empleados estaban obsesionados por recolocar subordinados de otros clientes llamando a todas horas e incluso ofreciéndose a recibirme fuera de horario de oficina y como en otra sucursal que iba a cerrar de manera inminente por falta de rentabilidad el director también me llamaba insistentemente a 2 o 3 días del cierre tratando de colocar preferentes como fuese cuando antes el trato era bastante distante y frio por parte de ese señor....en estos momentos, cuando todavía nadie publicamente advertía del peligro de estos productos al público de a pié, se me comenzo a encender la señal de alarma y, afortunadamente, compre una cantidad de subordinadas relativamente pequeña dentro del conjunto de mis ahorros aunque ojalá no hubiese comprado ninguna.

La economía clasificada para todos los públicos

El Blog de Futur Finances, expertos hipotecarios independientes, pretende explicar la realidad hipotecaria y la economía general de una forma clara y fácil de entender.

Responsable del blog

Futur Finances Balears SL
Plaça de l'Olivar, 7 Ppal. D
07002 Palma
971 415 067
info@futurfinances.com

Se le informa que sus datos personales podrán ser incluidos en un fichero cuyo titular es Futur Finances Balears SL, cuya finalidad será exclusivamente gestionar el blog. Sus datos serán tratados de forma confidencial, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos.
Ud. puede ejercer de forma gratuita sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con dichos datos, solicitándolo vía correo electrónico o por escrito en nuestras oficinas.