7 jul. 2012

El Euribor ya no refleja el coste del dinero para la Banca

Cuando trabajé en un banco, en esos remotos tiempos en que ni nos dejaban usar correo electrónico corporativo, recuerdo que ya se hablaba de un indicador del coste del dinero, de reciente creación y que tomó el lugar del MIBOR: el Euribor.

Al coste de financiación del propio banco, al pedir dinero a otros bancos en el mercado interbancario, se le sumaba un diferencial y éste era el "beneficio" del banco (al que restar otros costes como el de administración y demás). Por ello la mayoría de préstamos hipotecarios se referencian al Euribor + un diferencial.

Si en épocas de máximos históricos del Euribor los bancos se frotaban las manos (salvo en los casos en que se tenían que adjudicar las viviendas por no poder los hipotecados pagara tales cuotas), ahora se tiran de los pelos. ¿Cómo es posible que en un momento de máxima desconfianza entre entidades financieras, se presten el dinero a un año al 1,118% (dato de hoy)?

Salvo para los clientes a los que se encasquetó una cláusula de suelo del 3% o más, esta incongruencia financiera les beneficia: pagan sus hipotecas a un precio "artificialmente" bajo.

En Cotizalia, Enrique Utrera trata de averiguar la razón de esta disfunción en el Euribor en un interesante artículo titulado "El Euribor, una ficción todavía muy rentable para los hipotecados españoles". Este periodista ha tenido la deferencia de recabar mis opiniones sobre el tema, reflejadas en algunos párrafos que transcribo:
A ver cómo se explica que el Euribor esté en mínimos históricos mientras la desconfianza entre los bancos europeos está en niveles máximos, sin precedentes”, asegura Pau Monserrat, de iAhorro.com, que explica que es imposible que el indicador del que dependen las hipotecas de miles de españoles refleje la realidad en un mercado “en el que el Banco Central Europeo (BCE) deja dinero a la banca, pero la banca no se lo presta a nadie”.
Interesante este comentario de un experto de la banca:
Cuando había liquidez y operaciones, el Euribor funcionaba como un préstamo entre bancos sin garantía de devolución. Es decir,  con riesgo de crédito. “La estructura es exactamente igual que la de un bono senior, una cesión de liquidez sin garantías de recuperación. Pues bien, un bono senior de un gran banco español como Santander con vencimiento en septiembre de 2013 se compra al 4,5%. ¿Cómo se come que entre los bancos se estén prestando entre ellos al 1,11%?”, explican en la mesa de tesorería de una gran caja española.
Más adelante doy mi opinión sobre el IRS hipotecario, un indicador más independiente que el Libor y el Euribor y que probablemente acabe siendo el actor principal del mercado hipotecario a tipo variable de un futuro reciente:
¿Cuánto puede durar este presunto chollo para los hipotecados españoles? Desde abril, hay una nueva referencia hipotecaria llamada IRS. Son las siglas de Interest Rate Swap o permuta de tipos de interés. Este indicador recoge el tipo de interés a cinco años esperado por los mercados de futuros y es más estable. “Como sí se realizan operaciones, el IRS sí recoge la realidad”, explica Pau Monserrat.
Un swap de tipos de interés es un instrumento derivado por el que dos contrapartidas acuerdan un intercambio de flujos consistente en el pago de intereses fijos periódicos por una de las partes a cambio de que la otra le pague intereses variables referenciados a un índice determinado. El nominal de referencia en ningún momento se intercambia, por lo que el riesgo de crédito es mínimo.

No hay comentarios:

La economía clasificada para todos los públicos

El Blog de Futur Finances, expertos hipotecarios independientes, pretende explicar la realidad hipotecaria y la economía general de una forma clara y fácil de entender.

Responsable del blog

Futur Finances Balears SL
Plaça de l'Olivar, 7 Ppal. D
07002 Palma
971 415 067
info@futurfinances.com

Se le informa que sus datos personales podrán ser incluidos en un fichero cuyo titular es Futur Finances Balears SL, cuya finalidad será exclusivamente gestionar el blog. Sus datos serán tratados de forma confidencial, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos.
Ud. puede ejercer de forma gratuita sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con dichos datos, solicitándolo vía correo electrónico o por escrito en nuestras oficinas.