31 ago. 2010

¿Sirven de algo los políticos?

La típica pregunta cargada de demagogia barata, ¿verdad?

Claro que sirven de algo los políticos, los buenos políticos sirven de mucho. Siempre he defendido que cobran poco respecto a su responsabilidad y complejidad laboral. Los buenos, digo.

¿Y qué significa ser un político (un cargo público) bueno?

1.- Para mi tener una formación académica y práctica adecuada al cargo que ocupan. Lo mismo que se le exigiría en un cargo similar en el sector privado, por ejemplo. Y a esta gente se le debería poder remunerar de forma similar a lo que se cobra en la empresa privada o compensar las diferencias con un mayor prestigio en la sociedad.

2.- Parecería baladí añadir que para ser un buen cargo público no se debe ser corrupto ni parecerlo, pero dada la realidad en que nos movemos, añadamos que para ser un buen gestor de la cosa pública tampoco vale malversar, cometer prevaricación, tráfico de influencias, cohecho, y el resto de delitos relacionados con la corrupción pública.

3.- El tercer requisito para ser un buen político debería ser hacer bien su trabajo, lo mejor que sus capacidades contrastadas en el primer punto le permitan. No se trata de ser super-políticos, pero si de ser responsables y trabajadores.



Yo ni me dedico a la política ni tengo nada en contra de este sector (mi padre, por poner un ejemplo, fue Director General de Economía del Govern de mi CC.AA). Pero por razones de trabajo he tenido que tratar con ellos, tanto con los de derechas como con los de izquierdas y lamento tener que decir que he visto bastantes políticos que fallan claramente en el primer punto y posiblemente en el tercero. Los del segundo presuntamente también, pero la justicia aún está trabajando por lo que no lo puedo afirmar rotundamente.

Hay buenos cargos públicos en mi CC.AA., pero muchos menos de los que se merecen nuestros ciudadanos. Y con gestores mediocres difícilmente se tomarán medidas para ayudar a salir de la crisis a una economía muy necesitada de políticas económicas adecuadas.

Sin ir más lejos, leo otra noticia hoy en el Diario de Mallorca que trata del declive industrial de las Illes Balears. Lo más triste, y que puedo atestiguar personalmente por qué ya traté el tema con los responsables políticos, es que a día de hoy ni siquiera tenemos un Plan Estratégico Industrial, que se suponía debía estar listo en septiembre u octubre del años pasado!

Vamos perdiendo a pasos agigantados nuestro tejido industrial, que crea mano de obra estable y cualificada, y no tenemos ni las medidas de actuación necesarias para el sector.

¿A qué esperan nuestros políticos para redactar y dotar de presupuesto el plan estratégico industrial que evite la desaparición de gran parte de la industria en las Illes Balears?

Habrá que preguntárselo a ellos. Yo, desde luego, no lo puedo entender.

Imagen | kharkoma, Flickr

2 comentarios:

Javier dijo...

En este país, no sé en los demás, las carteras de ministros y altos cargos de la Administración se ocupan por su posición en el partido no por preparación específica (hoy Ministro de Agricultura, mañana de Economía, después de Cultura...)
La segunda depende de lo miserable que sea cada uno.
Y la tercera... a las pruebas me remito.

Un saludo

Pau A. Monserrat dijo...

Nunca entenderé que un ministro de defensa no haya hecho nunca la mili o que un ministro de sanidad no provenga del mundo sanitario, por poner un ejemplo. Gracias por tu visita, Javier. es un honor bloggero!

La economía clasificada para todos los públicos

El Blog de Futur Finances, expertos hipotecarios independientes, pretende explicar la realidad hipotecaria y la economía general de una forma clara y fácil de entender.

Responsable del blog

Futur Finances Balears SL
Plaça de l'Olivar, 7 Ppal. D
07002 Palma
971 415 067
info@futurfinances.com

Se le informa que sus datos personales podrán ser incluidos en un fichero cuyo titular es Futur Finances Balears SL, cuya finalidad será exclusivamente gestionar el blog. Sus datos serán tratados de forma confidencial, sin que, salvo consentimiento expreso por su parte, vayan a ser cedidos a otras entidades o terceras personas fuera de los casos legalmente permitidos.
Ud. puede ejercer de forma gratuita sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en relación con dichos datos, solicitándolo vía correo electrónico o por escrito en nuestras oficinas.